Pacto territorial

El Pacto Territorial Madonie, nacido en 1996 y aprobado por la decisión del CIPE de 21 de abril de 1997 (primera generación largo), tiene los siguientes objetivos:
aumentar la granja turística y la receptividad mediante la financiación de iniciativas empresariales encaminadas a la recuperación de artefactos históricos existentes en el territorio, el apoyo a la formación de los operadores;

apoyo a las actividades artesanales tradicionales, a través de la modernización de las instalaciones existentes y la creación de nuevo capaz de fortalecer y ampliar la cadena de producción;

centros de recuperación y edificios históricos y el fortalecimiento de los museos y circuitos arqueológicos;

recuperación ambiental dirigido a mejorar la calidad de vida y la accesibilidad, dada la presencia de las Madonie, rico en recursos medioambientales y paisajísticos.